Loading

“Bossa-nova bajo las Estrellas”

Declina agosto y Jazz bajo las Estrellas continúa esplendoroso, con estupendos conciertos a los que el público responde llenando la terraza de El Palasiet. Esta noche asistimos al estreno de algo especial, atractivo y diferente. Brasil Project es un proyecto liderado por Fernando Marco, músico versátil donde los haya, cuyo objetivo es reivindicar la bossa-nova como nexo enriquecedor entre el exuberante universo musical brasileño y el Jazz. Fiel al espíritu de Tom Jobim y de Joao Gilberto, recientemente ascendido al Olimpo para apostillar eternamente a su colega, Marco ha seleccionado un set list de temas clásicos y emblemáticos del inagotable manantial del género. Incluye temas de sus actuales herederos y vestales de la llama sagrada de la bossa: Ivan Lins, Sergio Mendes y Marcos Valle. La formación cuenta con los competentes Lluís Llario al contrabajo y Diego Clanchet a la batería, de sobra conocidos, Sergio del Campo a la flauta travesera, Fernando Marco a la guitarra y dirección musical y la cantante brasileña Gleici Días.

La joven vocalista de talento natural y voz cristalina con auténtico ADN amazónico, ha crecido artísticamente, se encuentra mucho más cómoda sobre el escenario que en ocasiones anteriores y eso se nota. Del Campo, músico de sólida formación clásica y multietilística trayectoria a pesar de su juventud. Actualmente centrado en el jazz, Sergio es profesor de flauta travesera en Taller de Mùsics, Barcelona, inequívoco baremo de su nivel musical. Tiene un estilo melodioso y destaca en sus solos, con creativas secuencias de línea clara y fluidos desarrollos muy coherentes con el contexto del tema.

Especial mención a Alberto Sales, ingeniero de sonido responsable de la calidad del mismo durante todo el ciclo de conciertos, que hoy ha sonado espectacular, rico y equilibrado, a pesar de la dificultad de balancear sección de ritmo, guitarra, flauta y voz.

Suena Wave y expone Sergio en una atmósfera Bobbi Humphrey para empalmar con un solo terso, a lo Hubert Laws, pleno de vigorosa conducción que Fernando retoma con un substancioso chord melody y que el sólido contrabajo de Llario pone el punto final. Gleici y su voz cálida arropada por la flauta, trenzan “Madalena” uno de los hits de Elis Regina, la enorme cantante brasileña eternamente añorada.

Suena Lembra de Mim, melancólico tema de Ivan Lins que nos remite al impacable calendario y nos recuerda que estamos apurando agosto. Sentidos solos de guitarra y flauta.

Llega Samba de Uma Nota So, la genial composición de Jobim, para alegrarnos la velada. Gleici saca el genio y disfrutamos de un original arreglo con intercambios voz-flauta precisos y preciosos.

Samba de Verao el delicioso tema de Marcos Valle, arreglado por Marco, resulta una afilada versión con grandes solos de flauta y contrabajo.

Corcovado, el mítico tema de Jobim, suena inicialmente en el clásico formato de bossa reposada pero que Marco extrapola bien pronto coloreándolo de jazz y con Gleici retorna al trópico de Capricornio.

Agua de Beber, Jobim ineludible, tema difícil de afinación compleja que el combo controla con pericia y desparpajo al estilo de Sergio Mendes.

Fotografía, seguimos con Jobim, el compositor de obras maestras, en un arreglo con dos tempos, excelente guitarra, cálida flauta envolvente, sección de ritmo impecable y cantada con mucha convicción por Gleici.

Estate, verano, del italiano Bruno Martino, suculenta versión en trío con un bellísimo prólogo de Marco y a continuación un expresivo constructo de melodía-solo que, por momentos, parecen dos guitarras. Llario lanza un solo profundo, potente y fiel a la melodía que Marco remata con primorosas octavas. Auténtica Saudade desde el Mediterráneo.

Ipanema en Benicàssim, Gleici de Copacabana balançando con genuina flexibilidad carioca, como junco al viento. La flauta de Sergio juguetea con la melodía y Marco la acota con una rítmica secuencia de acordes para devolvérsela a Gleici “cheia de graça, por causa do amor” seguramente…

Meditaçao, la canónica bossa de… adivinen quién, con un Sergio fluido y en estado de gracia, discurre briosa, fácil y optimista. Y de remate un espectacular solo de Llario sobre la sofisticada armonía de Marco.

Entardecendo, un temazo de Marcos Valle, uno de los pilares actuales de la bossa-nova. Esta preciosa balada es abordada con delicadeza y sentimiento por la vocalista.

Mas que Nada, composición de Jorge Ben que Sergio Mendes convirtió en hit planetario, arranca con unísono de voz y flauta, continuando con breves y perfilados solos de flauta, guitarra y contrabajo. Es un tema coral, arrollador y con una sola vocalista necesariamente suena más delgado. Acaba el tema abruptamente, todos los músicos a tempo. Perfecto…

El público queriendo más, acaba conformándose, ha sido un set variado, grato y generosamente largo. La gente va levantándose sin prisa, sin parar de comentar y la sonrisa alcanza casi la unanimidad. Una noche deliciosa.

Toni Gallén 24 agosto 2019

 

 

 

 

 

 


            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top